El filtro secador/Acumulador

Protección del circuito de AC

El filtro secador es una unidad de filtrado ubicada en la zona de alta presión del circuito de AC, entre el condensador y la válvula de expansión. La Labor del filtro es el de filtrar las partículas y los residuos que fluyen en el circuito y también el de absorber cualquier humedad. Además, almacena aceite y refrigerante.

El acumulador es un dispositivo de filtración similar, aunque se emplea solo en vehículos que disponen de un tubo capilar como dispositivo de expansión. El acumulador está ubicado en el lado de baja presión del sistema y además de filtrar y de tener la función de almacenar lubricante/refrigerante como en el secador receptor, también asegura que no pase líquido del refrigerante al compresor.

La solución de Nissens

  • Calidad de OE

    Diseño, fabricación y pruebas que garantizan plena conformidad con los requisitos de los productos OE.

  • Amplia Gama de Productos

    La gama de filtros secadores (y acumuladores) de Nissens, cubren las aplicaciones de mayor venta para vehículos, camionetas y camiones.

    + de 300 artículos que cubren más de 900 modelos de OE.

  • Transporte Perfecto y Protección para el Almacenamiento

    Todos los filtros secadores y acumuladores de Nissens se embalan rigurosamente para evitar daños por transporte.

    Además, para asegurar el uso del producto después de un período prolongado de almacenamento, se protejen todas las entradas y salidas con cubiertas especiales que impiden que las impurezas y la humedad entren en el filtro secador.

Technical Details

El filtro secador/acumulador, debe ser reemplazado cada dos años y siempre que se abra el circuito.

Las capas desecantes y filtrantes interiores pueden desgastarse después de largo tiempo, causando que el filtro secador pierda su capacidad de filtrar adecuadamente el refrigerante y el aceite.

El estado del filtro secador es vital para el buen funcionamiento del compresor. Un alto nivel de humedad en el sistema de AC, puede ocasionar corrosión, reduciendo significativamente la lubricación del compresor. Las partículas no filtradas, los residuos, la viruta de metal, etc, que fluyen en el circuito son las principales causas de fallo del compresor y en el peor de los casos de su paralización.

El exceso de aceite en el sistema, reduce la capacidad del filtro de filtrar adecuadamente el sistema. El desecante se torna demasiado aceitoso.

Related Products

We use cookies on this website. If you proceed on our website, you accept this. You can read more about cookies here.